Niels Hoegel, un enfermero de dos hospitales en Alemania desde 1999 disfrutaba de provocar crisis cardiacas en sus pacientes, porque le gustaba la sensación de poder reanimarlos.

Por esta razón las autoridades creen que durante seis años de trabajo en hospitales asesinó a más de 100 pacientes.

De acuerdo a los exámenes toxicológicos de los pacientes fallecidos en la época en la que Hoegel trabajó como enfermero, la fiscalía y la policía encontraron 41 casos adicionales de los que es sospechoso.

La fiscalía espera presentar más cargos contra el sospechoso el año que viene. Nuevas condenas podrían afectar a las posibilidades de Hoegel de libertad condicional.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.