Casual un día, la gente va caminando tranquilamente por las calles londinenses cuando de repente…

¡PAM! ¿Por qué no? Aparece una serpiente devorando no precisamente a un águila, jiji, sino a una paloma. Bueno, para ser más específicos era una boa constrictor bebé, bueno de tamaño pequeño.

¡Así como lo leen! Esta escena inuadita fue captada por los londinenses de la localidad de Leytonstone y al momento se viralizó.

Aquí el inusual momento captado por un usuario de Twitter:

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.