Robert Mueller ha cerrado el caso de Roger Stone, asesor de campaña de Donald Trump quien fue detenido el mes pasado en su casa en Florida, y acusado de mentir a los fiscales federales, manipulación de testigos y obstrucción de noticias.

En los documentos presentados ante el tribunal de distrito de EE. UU., la oficina del asesor Mueller detalló algunas de las pruebas contra Roger Stone, reconociendo por primera vez que poseen comunicaciones directas entre Stone y agentes rusos conocidos colectivamente como Guccifer 2.0, así como WikiLeaks. Las comunicaciones fueron recogidas en relación con una acusación que Robert Mueller presentó contra 12 agentes de inteligencia rusos el año pasado. Esas personas, que eran todos miembros de la Dirección de Inteligencia Principal de Rusia, o GRU, operaban bajo alias, incluidos DCLeaks y Guccifer 2.0.

La comunicación de Stone con WikiLeaks, también divulgada en la presentación judicial del viernes, fue una sorpresa menor. Anteriormente reconoció estar en contacto con el equipo de propaganda, aunque una vez que la oficina del asesor especial comenzó a concentrarse en él.

Stone intentó minimizar cualquier conocimiento del rol de WikiLeaks en la difusión de correos electrónicos pirateados de la campaña presidencial de 2016 de DNC y Hillary Clinton. El año pasado, The Atlantic reveló que Stone y la cuenta de Twitter oficial de WikiLeaks intercambiaron mensajes directos entre ellos poco antes de la elección.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.