¿Sueles besar a tu perro o a tu gato? Entonces debes de leer esto:

En Japón un grupo de expertos encontró que estar en contacto constante con el excremento o saliva de las mascotas, ya sea un perro o gato, podría causar cáncer de estómago.

¿Poooor?

Esto por una bacteria que portan estos animales.

La investigación por parte de la Universidad de Kitaato en Tokio, determinó que a través de los besos en el hocico de gatos o el contacto constante con las heces de los perros se puede transmitir una bacteria que se encuentra en su organismo, y que en los humanos ocasiona un daño en el tracto digestivo.

Dicha investigación se realizó a personas ya diagnosticadas con linfoma gástrico, de las cuales 60% dieron positivo en la presencia del patógeno mencionado.

Por su parte, investigadores alemanes señalaron que el 70% de personas confirmadas con el patógeno aceptaron haber tenido contacto cercano con animales, por lo que se concluyó, que el contacto constante con esto puede causar enfermedades.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.