El colesterol es una sustancia que se encuentra en el organismo encargada de regular funciones como la formación de los ácidos biliares o algunos tipos de hormonas. Es un tipo de grasa que se
encuentra solamente en los alimentos de origen animal.

El problema viene cuando su presencia en sangre está por encima de los niveles considerados normales, produce hipercolesterolemia, un factor de riesgo de determinadas enfermedades cardiacas.

La alimentación es fundamental para controlar el nivel de colesterol en la sangre, se deben consumir alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, ya que estos disminuyen los niveles de colesterol, deben tener estanoles y esteroles, que son unos compuestos vegetales que impiden la absorción del colesterol a nivel del intestino.

No existen alimentos que cuenten con todas las propiedades, sin embargo hay una amplia variedad que poseen algunas de las características que benefician nuestra salud.

Aguacate

Favorece la disminución de los niveles de colesterol total entre un 9 y un 45 por ciento, así como del colesterol LDL. Ayuda a una menor absorción intestinal de colesterol. Consumir entre medio y un aguacate y medio diario durante la comida principal puede ser una herramienta muy eficaz.

Alimentos ricos en antocianinas
Por último, Caja especifica que algunas frutas, verduras y otros productos de origen vegetal contienen una alta concentración de ciertos

Los pigmentos denominados antocianinas, dan coloraciones del rojo al naranja y del azul al púrpura. Estudios han observado que incorporar antocianinas tiene la capacidad de disminuir los niveles de colesterol LDL entre el 16 y el 25 por ciento en individuos con hipercolesterolemia.

¿Cuáles son estos alimentos? Frambuesas, moras, arándanos, cerezas, la berenjena.

Cereales integrales

La avena es el más eficaz y tras consumirla seis semanas disminuye el colesterol LDL. También puedes incorporar otros cereales integrales en la dieta: pasta o arroz integrales.

Frutos secos

Las nueces, almendras, pistachos o la nuez de macadamia, reducen los niveles de LDL en un 4 por ciento, mientras que aumenta el colesterol HDL en un 7 por ciento tras cuatro semanas de tomarlo en la dieta. Se recomienda un consumo a diario de un puñado de frutos secos sin sal.

Verduras

Las verduras de hoja verde, como son las espinacas, reducen los niveles de colesterol. El brócoli con alto contenido de fibra, ayuda también.

Procura incluir estos alimentos en tu dieta diaria y así mantener en buen nivel el colesterol en tu sangre, tu cuerpo te lo agradecerá.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.