La Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó modificaciones a la metodología a través de la cual calcula los valores de las tarifas finales del suministro básico que aplica la Comisión Federal de Electricidad (CFE) desde diciembre del 2017.

Con los nuevos criterios se permite una mayor precisión en la aplicación de la tarifa, señaló en un comunicado.

El órgano regulador detalló que las modificaciones al acuerdo A/058/2016, el cual determina el criterio de aplicación para el cargo por distribución, estipulan que, para calcular el cobro de distribución se utilizará el valor mínimo entre la demanda máxima registrada medida en kilowatts, dentro de los doce meses anteriores, y la demanda máxima registrada en el mes al que corresponde la facturación.

También se modificó el acuerdo A/061/2017, el cual establece la transición gradual hacia el nuevo esquema tarifario, en donde ahora se estipula que ésta la llevará a cabo CFE Suministrador de Servicios Básicos y que se realizará con base en la facturación de cada uno de los usuarios de servicio básico y no sobre los cargos promedio.

La aplicación de la nueva metodología no tiene efectos sobre los sectores doméstico y agrícola, que representan el 90 por ciento de los consumidores.

“Con la aplicación del nuevo esquema tarifario que entró en vigor en diciembre de 2017 surgieron casos atípicos de usuarios que reportaron alzas pronunciadas en su facturación eléctrica” por lo que el órgano de gobierno de la CRE aprobó modificaciones a los acuerdos con base en el análisis de estos casos en grupos de trabajo interinstitucionales con las distintas organizaciones empresariales.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.