Probablemente alguna vez en tu vida has experimentado un orgasmo vaginal o uno clitoriano, pero existe un tipo de orgasmo que los supera, e incluso los expertos lo definen como “el más intenso de todos”: el orgasmo cervical.

Como su nombre lo dice, este se produce en el cuello uterino o cérvix, es decir en la parte inferior del útero, siendo más específicos, se encuentra al fondo de la vagina, es estrecho, flexible y puede medir hasta tres centímetros.

De acuerdo con la doctora Jolene Brighten, este orgasmo es “el más profundo y trascendente de todos, que hace estremecer todo el cuerpo y crea una intensa relajación emocional capaz de conciliar el lado más físico del orgasmo clitoriano y el emocional del punto G. Incluso, la sensación puede durar varios días”, pero ¿que debes hacer para llegar a sentir uno?

Medita

Este orgasmo no es tan sencillo de alcanzar, por lo que necesitas estar concentrada y enfocarte en esta parte de tu cuerpo mientras la estimulas, lo cual lograrás si meditas unos minutos al día.

¿Cuál es el mejor momento?

De acuerdo con varios investigadores, el mejor momento para intentar alcanzar este orgasmo es uno días antes de comenzar con tu periodo menstrual, pues tu cérvix está más abajo de lo normal.

Penetración profunda

Una penetración profunda es necesaria para alcanzar el cérvix, para estimular puedes iniciar con la posición del misionero y continuar con la posición del perrito.

Platica con tu pareja

La comunicación es muy importante, así que si tú y tu pareja quieren intentarlo es importante que le hagas saber cómo quieres que te estimule para que al llegar al punto en el que sientes más placer comience a realizar movimientos circulares para excitarte aún más y llegar al orgasmo.

Disfrútalo

La preocupación o el estrés son los peores enemigos, así que relájate y disfruta cada momento.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.