Rolls-Royce es una de las marcas de coches más lujosas y caras del mundo. Desde 1906 ha fabricado autos que se basan en conseguir el lujo total, hacen énfasis en la elegancia, la belleza, la simetría, y dejan en un segundo plano la potencia y velocidad.

El último lanzamiento de la marca británica es el Rolls-Royce 103EX, concepto con el que la compañía pone la mira en el futuro y presenta muchas cosas nuevas. Conózcanlo en este video:

Como pueden ver, este bólido es un híbrido súper futurista con los toques clásicos de elegancia que definen a la empresa. Como todos los Rolls-Royce, el auto fue fabricado de manera artesanal y cuenta con materiales de lo más avanzados, así como tecnología de punta.

Uno de los principales distintivos del 103EX, es que no tiene volante y se maneja por medio de un piloto automático que también funge como asistente virtual, su nombre es Eleanor. El motor es totalmente eléctrico y sus anchas llantas están fabricadas de 65 piezas de aluminio individuales.

Otras de las excentricidades de esta automóvil son una pantalla OLED transparente al frente, reloj análogo, asientos de una fina piel, y un portaparaguas en la puerta del conductor.

El coche todavía está en fase de concepto, por lo que no es seguro que se fabrique para su venta comercial, pero sin duda, es un ejemplo muy claro de lo que Rolls-Royce tiene contemplado hacer en el futuro.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.