Por error, un tiburón de un metro de longitud se metió a una charca en Oak Park, donde una mujer le llamó a su hija para que le ayudara con la situación. Al percatarse de lo sucedido, Melissa Hatheier se metió al agua y con sus propias manos sujetó al animal y lo lanzó al mar.

La historia fue contada al medio australiano The Leader y se anexó el video donde se muestra tal hazaña, dicha grabación también se volvió viral luego de que la agencia inmobiliaria donde trabaja Hatheier, lo publicara en Facebook.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.