Nikki Walsh y Tanner Broadwell son una pareja que decidió dejar todo y vender sus pertenencias para comprar un barco y reunir suficiente dinero para aventurarse y viajar por el mundo.

Su viaje comenzó el lunes pasado, y aunque pensaron que duraría mucho tiempo el destino les jugó una mala jugada y dos días después los servicios de emergencia recibieron la noticia de que la embarcación se había hundido en el Golfo de México, cerca de Madeira.

Afortunadamente la pareja, originaria de Colorado, logró salir junto con su cachorro, aunque todas sus pertenencias quedaron bajo el agua.

Ante esto, Nikki comentó:

“Perdimos cada una de nuestras posesiones sin seguro, pero logramos llegar a tierra y no dejaremos nuestro sueño de lado”.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.