El hombre afectado empezó a sentir los efectos nocivos en su estado psicológico solo un mes después de empezar el trabajo para la versión más reciente del videojuego de pelea, uno de los más populares en el mundo.

Recientemente se dio a conocer que uno de sus creadores fue diagnosticado con trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de trabajar en el videojuego.

El desarrollador pidió anonimato para mantener su empleo, según el portal Kotaku.

Dijo que las horas que le dedicó a Mortal Kombat 11 a lo largo del 2018 le generaron demasiado estrés por lo sangriento de las escenas.

«Tenía sueños extremadamente gráficos, muy violentos. Simplemente dejé de querer irme a dormir, así que me mantenía despierto durante varios días para evitar dormir», señaló.

Un siquiatra le diagnosticó TEPT, ahora está bajo tratamiento médico y terapia.

¿Conoces el sangriento videojuego?

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.