Una mujer de Reynosa, Tamaulipas, quería ubicar la comisaría en la que laboraba su esposo por lo que se dio a la tarea de buscarla con la herramienta de Google Maps, aunque la imagen que vio no era precisamente lo que esperaba.

La pareja se encontraba frente a frente, el policía con las manos en la cintura de la susodicha, y ella con las manos en su cuello.

Medios afirman que la esposa guardó la imagen en su teléfono y la hizo viral, todo con tal de dejar un registro público de la infidelidad.

Se conoció que el hombre en cuestión, trató de convencer a la mujer que era un fotomontaje pero ella no le creyó y ya le pidió el divorcio.

¡Aguas con lo que hacen en público! El cochecito de Google Maps siempre puede estar cerca.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.