La combinación de diabetes y bulimia, se usa para describir a las personas con diabetes tipo 1 que deliberadamente toman muy pocainsulina para tratar de controlar su peso.

Cuando una persona que padece diabetes deja de inyectarse insulina puede ser adictivo, “porque puedes comer lo que quieras y al mismo tiempo perder peso”, dijo Gemma, de 22 años, diagnosticada de diabetes tipo 1 cuando tenía 12 años, en un reportaje de la BBC en Reino Unido.

Precisamente en ese país se acaba de aprobar un financiamiento de más de 1.5 millones de dólares para que los especialistas elaboraren un tratamiento eficaz para las personas con este desorden alimenticio.

La diabulimia se da en pacientes con diabetes tipo 1, que tienen miedo porque la insulina que necesitan provoca aumento de peso.

Dejar la insulina aumenta su nivel de azúcar en sangre, lo que está asociado con graves trastornos en la salud: ceguera, daño permanente a los riñones o daños en el sistema nervioso.

El caso de Becky, de 30 años, la diabulina le provocó que los huesos de su pie se desintegraran. Fue necesario amputarle la pierna.

En los casos más graves la diabulimia puede causa paros cardíacos e incluso la muerte.

Con información de BBC News.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.