A pesar de que las apuestas se inclinaban hacia los Patriots, esta noche los Philadelphia Eagles lograron romper “la maldición” y vencieron al equipo de Brady.

Desde que terminó la primera parte del juego, este equipo tenía una ventaja de 22-12, y después de la participación de Justin Timberlake, los Pats regresaron más fuertes e hicieron pensar a muchos que una vez más lograrían darle la vuelta al marcador.

Sin embargo, cuando restaban 2:21 del último cuarto Brandon Graham logró arrebatarle el balón a Tom Brady quitándoles las probabilidades de ganar.

Al final un gol de campo de Elliot dejó el marcador final en 41-33.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.