El conjunto azulgrana fue eliminado después de que los reds realizaran una de las mayores gestas del fútbol que se recuerdan. Por primera vez desde 2013 no habrá un campeón español.

Un Barça desencantado, sin armonia, hasta con falta de amor a la camiseta. Un Liverpool que llegó con todo y dos dobletes de Origi y Wijnaldum. Las cartas se echaron y así tumbaron al favorito.

Messi falló un tiro libre y quizá con ello pierda un nuevo Balón de Oro.

Ahora queda esperar al rival para la Copa: Ajax o Tottenham. Para llegar el 1 de junio a la gran final que hoy tiene un «boleto», y bien ganado, el Liverpool.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.