Estamos acostumbrados a escuchar que los perros nos complementan, que sin importar nada, siempre nos querrán y estarán para nosotros. Eso puede ser verdad, Pero también hay gente que daría todo por su mascota; como Robert Kugler, un joven que al salir de la universidad, decidió dedicar todo su tiempo libre a su perrita Bella, que fue diagnosticada con cáncer terminal.

Bella y Rob están juntos desde hace 9 años, cuando él decidió adoptarla y apenas hace unos días, Bella tenía una lesión en una patita que le provocaba mucho dolor. Cuando la llevaron al veterinario, Kugler recibió la peor noticia: la perrita presentaba un osteosarcoma muy avanzado, que incluso ya  había invadido sus pulmones. La pierna de Bella tuvo que ser amputada y los doctores le dieron de tres a seis meses de vida… No más.

Por supuesto que esta noticia afecto mucho al dueño de Bella, pero de inmediato supo que su misión era hacer que su mascota viviera momentos increíbles en sus últimos días de vida, por lo que pensó que irse de viaje era la mejor idea. En realidad, no tenían un destino fijo, Rob sólo pensaba en moverse de un lugar a otro sin rumbo exacto, pero siempre acompañado de Bella. Él es un veterano marino, por lo que al inicio del viaje partieron hacia un club marino en Chicago.

La aventura comenzó ahí; el viaje se apoderó de los dos y continuaron viajando en una sola dirección: el este de EEUU. Desde ese momento no han parado de viajar a lo largo del país; desde las Cataratas del Niágara en Nueva York hasta Washington D.C.

Su historia se ha hecho bastante famosa en el país norteamericano, y reciben ayuda cada vez que alguien los encuentra el camino; los invitan a no detenerse, a seguir con sus sueños y les ayudan con comida y hasta un lugar para dormir.

Durante esta década, Kugler ha tratado con varias muertes de seres queridos, por lo que declaró que este viaje le ha ayudado a comprender y asimilar la muerte y a verla desde una perspectiva diferente, pues según él, lo más importante es vivir el presente y dar lo mejor de nosotros… Y dejar ir el pasado o preocuparse por el futuro.

Hasta el momento, ya han pasado más de 6 meses desde que Bella fue diagnosticada y sigue viajando muy feliz con su dueño, aunque se sigue pronosticando que su muerte llegará en menos de 14 meses. Rob Kugler aclaró que a él no le gusta pensar en cuándo terminará el viaje, simplemente se concentra en continuar con el camino y hacer feliz a su mascota.

Si esta historia te cautivó como a nosotros, puedes seguir el recorrido de Rob y Bella a través de su sitio web oficial o en su cuenta de Instagram.

Te dejamos algunas fotos de esta gran historia:

Copilot. #yoda #getdirty #explore #outside #4thgen #4runner #landbetweenthelakes #Turkeybay #offroad

A photo posted by Robert Kugler (@robkugler) on

#Pawfect #picture #labrador #tripawd #lovethisdog #mansbestfriend #bella #water #dogsofinstagram #dogs

A photo posted by Robert Kugler (@robkugler) on

When your #dog is simply #too #perfect. #labrador #mansbestfriend #lovethisdog #tripawd #love

A photo posted by Robert Kugler (@robkugler) on

Nature's memory foam. #snow #blueridge #Virginia #bella #tripawd #landscape #labrador #mountains

A photo posted by Robert Kugler (@robkugler) on

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.