Gracias a las cámaras de seguridad instaladas en un edificio de condominios, Keevona C´Ante Wilson fue arrestada después de que se descubriera la golpiza que le dio a su pequeño perro llamado “Chastity”.

El can ya está puesto bajo resguardo, afortunadamente parece no tener lesiones fuertes, aunque si está un poco adolorido por los golpes que recibió.

En cuanto a la mujer, quedo en libertad bajo fianza tras pagar 5 mil dólares, aunque aun enfrenta un juicio.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.