Uno de los escritores más importantes e influyentes de la literatura europea del siglo pasado. Su trabajo le fue reconocido a nivel internacional con la entrega en el año 1946 del Premio Nobel.

Hermann Karl Hesse nació en Calw, localidad ubicada en Wurtemberg, Suiza. Descendiente de misioneros cristianos, la familia tuvo desde 1873 una editorial de textos misioneros dirigida por el abuelo materno de Hesse, Hermann Gundert. Era hijo de Johannes Hesse, nacido en 1847, hijo de un médico originario de Estonia, y de Marie Gundert, nacida en Basilea (Suiza) en 1842. Hesse tuvo cinco hermanos, de los que dos murieron prematuramente.

Hesse ingresó en 1891 en el seminario evangélico de Maulbronn, del que se escapó en marzo de 1892 a causa de la rigidez educativa que le impedía, entre otras cosas, estudiar poesía: «seré poeta o nada», dice en su autobiografía. En su obra Unterm Rad (Bajo las ruedas) hizo una descripción del sistema educativo.

En 1892, entró en el Gymnasium de Bad Cannstatt, cerca de Stuttgart, y en 1893, a pesar de obtener el diploma de ingreso de primer año, dejó los estudios.

Entre sus obras más significativas destacan:

Peter Camenzind (1904)

Su primera novela, en donde dejó plasmadas las inquietudes y ejes centrales de la literatura que él desarrollaría durante toda su vida: el descontento, el intento por encontrar un sentido a la vida, la desilusión con las relaciones sociales.

Bajo las ruedas (1905)

Todo gira alrededor de un niño, Hans Giebenrath, quien es separado de sus padres para ser sometido a una estricta educación y así entrar a formar parte del seminario que le encamine a la vida religiosa. Una dura experiencia que acabará haciendo que consiga su objetivo pero todo ello a cambio de mucho sacrificio y de la pérdida de su estabilidad emocional y personal.

Este libro es considerado en parte autobiografía de quien lo escribe ya que él también pasó parte de su vida en uno de esos citados seminarios.

Demian (1919)

Cuenta del proceso en el que un dulce infante pierde su inocencia, el mundo de ensueño y fantasía en el que vive, para ir, poco a poco, abriendo los ojos y dándose cuenta de que la vida no es tan sencilla y feliz como se imaginaba. El encargado de hacerle ver la cruda realidad será el que da título a esta obra, un ser peculiar y ante todo enigmático.

Siddartha (1922)

Uno de los trabajos que más repercusión tuvo fuera de las fronteras europeas. Una novela alegórica que gira entorno a la figura de un hombre hindú que, página a página, nos va mostrando su evolución hasta conseguir una paz interior.

El lobo estepario (1927)

Se inscribe dentro del empeño, patente a lo largo de toda su obra, por iluminar la zona oscura de la condición humana a fin de poner al descubierto su carga trágica y su incierto destino.

Ser solitario e incomunicado, extraño y extrañado, Harry Haller, protagonista de esta emblemática novela, ha acabado convirtiéndose en un arquetipo literario en el que se reconocen quienes padecen los efectos deshumanizadores de una sociedad que no conoce la solidaridad y propicia el aislamiento.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.