El exgobernador asistió de smoking, usando la misma barba con la que salió del reclusorio hace unos meses y con un brazalete localizador.

Guillermo Padrés, acompañado de su esposa Iveth Dagnino, celebró la boda de su hijo Jaime Alan Padrés Dagnino con Ericka Esqueda Pavlovich, sobrina de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano; el pasado sábado 11 de mayo.

La ceremonia religiosa se llevó a cabo en la catedral metropolitana de Hermosillo. Al evento asistieron 1,600 personas entre empresarios, políticos y miembros de la alta sociedad de Sonora. Varios connotados panistas y algunos priistas del estado.

Aún cuando se pidió a los asistentes no tomar fotografías, ya circulan en redes algunas.

Padrés salió del reclusorio oriente hace poco más de tres, luego de enfrentar cargos por lavado de dinero y defraudación fiscal. Pagó una fianza por 100 millones de pesos.

Con información de El Universal.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.