A través de redes sociales se dio a conocer un nuevo caso de discriminación, esta vez contra un niño de tres años.

William Bancroft nació sin brazos y con el tiempo aprendió a usar los pies para realizar actividades como comer, pero esto no fue bien visto por el gerente de un IHOP en Arkansas, Estados Unidos.

William se encontraba con sus padres comiendo, cuando el gerente vio que el niño ponía miel en su plato con ayuda de sus pies, por lo que pidió que no lo hiciera más por reglas de sanidad.

Ante esto la madre aclaró que antes de iniciar había lavado perfectamente los pies de su hijo, sin embargo el gerente no cambió de posición y al final salieron del lugar.

Esto fue narrado por la madre en Facebook y aseguró que “en ningún otro lugar nos había pasado algo así”.

Después de los comentarios en contra del restaurante por parte de los usuarios de redes, IHOP emitió un comunicado para disculparse con su familia y prometió educar a sus empleados para tratar este tipo de situaciones e implementar políticas de inclusión.

En cuanto al gerente, se dice que renunció después de las criticas que recibió.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.