Calle Hack es una joven que vivió con un extraño tumor creciendo dentro de ella, y es que de acuerdo con lo que ella relata, cuando llegaba su regla, “llegaba como una bola de demolición”, y aunque sabemos que para muchas chicas estos días pueden ser bastante molestos, ella sufría “dolorosas convulsiones, desvanecimientos e inflamación intensa”.

Lo que ella nunca imaginó es que en su interior crecía un quiste dermoide en el ovario derecho, o como ella lo llamó, “mi pequeño monstruo”, pues a este tumor le crecieron pelo y dientes.

¿LA RAZÓN?

Se trata de un quiste benigno al que se le conoce como teratoma, y se produce cuando las células embrionarias permanecen sin desarrollar en el cuerpo y cuando se activan provocan un crecimiento anómalo de tejido, es decir de pelo, dientes, o incluso de piel y hueso.

En el caso de Calle, su tumor ya tenía el tamaño de una naranja, y de acuerdo con su ginecóloga, los fuertes dolores que sufría eran poco, pues al tratarse de un crecimiento celular descontrolado, podía llegar a cortar el riego de oxígeno hacia el ovario y matarlo, y en el peor de los casos volverse cancerígeno.

¿QUÉ PASÓ DESPUÉS DE QUE SE LO EXTIRPARAN?

Hack relata que después de la extirpación no ha vuelto a tener reglas dolorosas, además que el dolor crónico que sufría en la espalda desapareció.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.