Hace unos días, la erupción del volcán Kilauea nos demostró el poder de la naturaleza, y aunque las imágenes resultan ser perturbadoras también resulta impresionante como los ríos de lava avanzan y acaban con todo lo que hay a su paso.

ERUPCIONES HAWAIANAS

Las erupciones de los volcanes de Hawái tienen su propia categoría, y es que, al igual que los volcanes, son bastante especiales, ya que en lugar de caracterizarse por ser explosivas, su peculiaridad es que despiden lava que se derrama por el cráter y por grietas en las laderas del volcán.

Dicha lava supera los 1.000 grados de temperatura y se llega a desplazar entre 1 kilómetro por día, hasta 10 kilómetros por hora y aunque parece líquida, se comporta como una mole en movimiento.

¿SE PUEDE DETENER?

A lo largo de los años se han implementado distintas estrategias para fragmentarla y que pierda fuerza, por ejemplo, tras las erupciones del volcán Mauna Loa utilizaron bombas para segmentar el flujo de lava en varios flujos más débiles. Cabe mencionar que con este método solo se logró desviar su curso pero no detenerla.

De igual manera se ha intentado utilizar agua fría, pero de acuerdo con la geóloga Martha Calvache, esto solo “funciona si son flujos pequeños, porque si no, se evapora”, incluso si se logra enfriar la corteza, se forman “túneles de lava”, donde el flujo puede permanecer caliente.

Por ello, se determinó que lo importante es tener listo planes de contingencia y evacuación.

La razón por la que no han podido detener la lava del volcán Kilauea

La erupción del volcán Kilauea nos demostró el poder de la naturaleza, y aunque las imágenes resultan ser perturbadoras también resulta impresionante como los ríos de lava avanzan y acaban con todo lo que hay a su paso, pero ¿se puede detener? Aquí la respuesta: https://bit.ly/2rvbrDu

Posted by La Primera Plana MX on Wednesday, May 9, 2018

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.