El cantante robó cámara en la alfombra roja cuando apareció con su hijo Matteo y estrenando un nuevo look. Ambos se llevaron múltiples elogios en redes sociales.

Ricky Martin está usando un bigote muy recortado y una pequeña barba que fueron motivo de comentario en las redes sociales. Matteo, su hijo de 10 años, lució un look rockero con chaqueta de cuero y broches de plata.

El esposo de Martin, el pintor sueco-sirio Jwan Yosef, también asistió a la gala, sin posar en la alfombra roja.

Martin fue el encargado de abrir la edición número 61 de los Grammy, en el Staples Center de Los Ángeles, junto a Camila Cabello y J Balvin.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.