12 horas después de comer sushi, un hombre tuvo que ir de emergencia al hospital ya que presentaba fiebre muy alta y ampollas de sangre, de entre tres y cinco centímetros, en el brazo izquierdo, síntomas de una bacteria llamada vibrio, la cual se encuentra en el agua de mar.

El hombre, originario de Corea del Sur, fue intervenido quirúrgicamente para extraerle las ampollas, además los médicos le inyectaron antibióticos, sin embargo, 20 días después, aparecieron úlceras necróticas, lo que obligó a los doctores a tomar la difícil decisión de amputarle el brazo.

Cabe mencionar que el paciente padecía de diabetes, hipertensión y problemas renales.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.