¿Pasaste la adolescencia y sigues padeciendo de granos o espinillas? Te decimos cuáles son los tipos que existen y cómo tratarlos.

Estadísticas dermatológicas dicen que 9 de cada 10 personas lucen granos o espinillas a lo largo de su vida. El desequilibrio en la secreción de sebo por parte de las glándulas sebáceas subyace en el origen de todos ellos, pero su nombre, y la forma de tratarlos, varía en función de cómo se manifiesten, dónde broten o si las bacterias infecciosas entran en juego.

El diario el País publicó la clasificación que hizo Cristina Galmiche, esteticista especialista en pieles acnéicas, de los granos y otra impurezas en el rostro:

1. Milium

Aparecen en zonas donde hay poca secreción sebácea. Es blanco, la grasa está queratinizada, no se puede extraer drenando manualmente, por lo que es necesario acudir con un dermatólogo que use una lanceta para realizae un rasguño y aplicar solución especial.

2. Puntos negros

Saturación de grasa por el contacto con el medio ambiente, la mala higiene, o el uso de una cosmética incorrecta hace que esa grasa externa se vuelva de color negro.

La manera más eficaz de combatir los puntos negros es acudir a hacerse una limpieza facial profesional, o en casa realizar una exfoliación.

3. Grano

Infección e inflamación perfectamente visible en la piel, de color rojo puede aparecer en cualquier parte del rostro. Dependiendo de su severidad pueden ser tratados mediante una rutina de higiene diaria con cremas espefíficas, antibióticos o tratamientos hormonales (en mujeres).

4.Espinilla

Grano pequeño, con puntita blanca. Puede tener infección. Se sugiere tratarlas con aceite de árbol de té de es un antiséptico natural que se debe aplicar tópicamente. Ayuda a reducir la inflamación y el riesgo de cicatrices en casos no severos, para los que no deberemos echar mano de remedios caseros, sino acudir al dermatólogo.

5. Quiste

Grasa queratinizada, blanca o amarilla que se manifiesta con pequeños abultamientos. No hay infección. Sin embargo, una de las soluciones más habituales que los médicos prescriben son los antibióticos.

6. Forúnculo

Es el grano grande con secreción sebácea y una gran infección en el folículo piloso. Nunca se debe exprimir. El drenaje hecho de forma equivocada puede facilitar una nueva infección del área y la propagación de bacterias para la corriente sanguínea.

En estos casos es necesario acudir con el dermatólogo, para estudio y tratamiento indicado.

Con información de El Pais.com

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.