Katy Williams, una mujer de 35 años, y su hijo Finn, de tan solo 3 años, fueron atacados por una jirafa, a unos metros de la reserva natural de vida silvestre ‘Blyde Wildlife’.

De acuerdo con medios locales, la doctora y su pequeño se encontraban esperando a su esposo Sam, quien realizaba un recorrido por las colinas que rodean la reserva, cuando el animal, que se encontraba con su cría, los atacó; afortunadamente el hombre llegó a tiempo y asustó a la jirafa.

Katy y el niño sufrieron lesiones graves, y por el momento los doctores reportan que se encuentran estables pero en condición crítica.

Cabe mencionar que las jirafas son consideradas como animales pacíficos, pero si sienten que sus crías o ellas se encuentran amenazadas pueden llegar a ser muy agresivas.

https://media.giphy.com/media/UssVHCLoJoHDi/giphy.gif

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.