En Corea del Sur comer carne de perro es una práctica muy común, pero esto es rechazado por las nuevas generaciones, lo que llevó a que el gobierno condene esta práctica y el maltrato animal.

A pesar de ello, existen muchas personas que siguen matando a estos animales domésticos para cocinarlos, y para ello, llegan incluso a robarlos, tal y como lo hizo un granjero de 62 años, que que mató al corgi de su vecino.

De acuerdo con los dueños del can, cuando lo extraviaron comenzaron a repartir volantes con su fotografía ofreciendo una recompensa de un millón de wones, y cuando llegaron a la casa de su vecino, este mostró empatía y acordó en decirles si lo veía.

Poco después, este mismo hombre invitó a varios vecinos a comer carne de perro, y fue uno de ellos quien relacionó los hechos y obligó al granjero a confesarlo: él había robado y cocinado al corgi.

Tras descubrirse la verdad, los dueños del perro comenzaron a reunir firmas y exigir un severo castigo para el asesino de su mascota.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.