El presentador de televisión, Mauricio Clark quien ha hecho polémicas declaraciones sobre la viabilidad de la conversión de la homosexualidad, ha realizado un viaje a Tierra Santa para cerrar definitivamente este capítulo en su vida, porque ahora se ha convertido al cristianismo y según él, ha dejado de ser gay por considerarse un pecado junto con su adicción a las drogas, situación que casi le cuesta la vida.

Y aunque en varias partes del mundo y dentro de nuestro país, estas terapias están próximas a ser penadas por la ley por su falta de sustento científico y por lo daños emocionales que pueden generar en la personas, Clark se ha vuelto un vocero sobre el tema, al grado que decidió bautizarse en las aguas del Río Jordán y dar un extenso recorrido en zonas emblemáticas del cristianismo para renovarse, según palabras explícitas de él para finiquitar los atisbos de pecado que tuvo en su vida anterior:

“Haber renovado las Promesas Bautismales en el Río Jordán ha sido una de las experiencias más hermosas que he vivido.
Renuncié a mi pasado y lo que he recibido en el corazón no lo cambio por nada. #riojordan #tierrasanta #holyland”

Aquí la imagen del momento:

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.