La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, obtuvo su residencia permanente en 2001 gracias al programa para extranjeros con “capacidades extraordinarias” que es conocido como la “visa Einstein“, así lo informó su abogado, Michael Wildes.

Sin embargo, han surgido dudas sobre este permiso, debido a que es muy escaso y está dirigido a personas sobresalientes como investigadores académicos, ejecutivos multinacionales, atletas olímpicos o estrellas ganadoras del Oscar.

Según The Washington Post, Melania solicitó este permiso en el 2000, cuando era novia de Trump y su apellido era Knauss. Varios expertos en este programa se han mostrado sorprendidos por este hecho ya que a pesar de que Melania trabajaba como modelo en Nueva York no era muy sobresaliente y que fue hasta 1998 cuando se hizo famosa por su relación con el ahora presidente de Estados Unidos.

Con esta visa la primera dama podría emigrar a sus padres, Viktor y Amalija Knavs, a través del proceso de reunificación familiar, el cual Donald Trump ha criticado severamente y por el que ha presionado al Congreso para que se acabe argumentando que esto ha generado una “migración en cadena”.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.