Matt Mitrione tuvo una batalla frente a Travis Browne en Boston, el Lucky Bastard que enamoró a Ronda Rousey, en la que el retador estuvo a punto de perder el ojo en la contienda.

Browne le dio un izquierdazo en la ceja que le dejó una grave lesión, con el cual pudo ganar la pelea.

 

 

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.