Mientras que en Australia nunca autorizaron su venta, el producto salió en Estados Unidos y México.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos confirmó que el modelo Rock’n Play Sleepers, había ocasionado la muerte de más de 30 bebés en los últimos 10 años.

Se pudo confirmar, que la silla de Fisher Price era el común denominador en la muerte de más de 30 bebés, por asfixia posicional (inhabilidad de respirar debido a la posición).

Esta semana se retiraron del mercado cerca de 4.7 millones de sillas. En México se sigue vendiendo en línea y algunas tiendas departamentales.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.