Ni los grandes jugadores se salvan de la delincuencia, pues Jordi Alba fue víctima de un robo a su casa mientra su familia estaba allí.

Mientras el jugador del Barcelona se prepara para su próximo encuentro contra el Inter en la UEFA Champions League, delincuentes entraron a la casa del futbolista por el jardín mientras su familia descansaba, afortunadamente no existió violencia, solo fue el hurto de pertenencias.

El vigilante de la propiedad fue quien dio aviso a las autoridades, actualmente ni su familia ni el mismo Jordi Alba han comentado algo de lo sucedido.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.