Una pequeña de 4 años de edad, originaria de Aberfan, Gales del Sur, contrajo una peligrosa infección al ir de compras por un par de zapatos junto a su madre.

Sienna Rasul necesitaba unos zapatos para la escuela y su madre, Jodie Thomas, la llevó para que eligiera los indicados.

Al día siguiente, la niña fue llevada de emergencia al hospital porque tenía fiebre y empezó a convulsionarse.

Los médicos le diagnosticaron sepsis y le explicaron a la madre que era una bacteria que se encontraba en los zapatos que se había probado en la tienda: al ponerse el calzado sin calcetines, Sienna contrajo una infección mortífera a través de una herida que tenía en el pie.

Los especialistas primero creyeron que tendría que ser operada, pero lograron depurar la herida y sacar la pus que tenía en el pie y sólo le recetaron antibióticos para terminar con el tratamiento.

****sorry for gross pics****For all parents please put socks on you're children while trying new shoes on. I'm guilty…

Posted by Jodie Thomas on Friday, August 24, 2018

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.