En Alabama, Trenton McKinley, un niño de 13 años despertó de una lesión cerebral minutos antes de que los médicos extirparan sus órganos, pues los padres del pequeño habían firmado el permiso, creyendo que Trenton ya no despertaría.

    Hace dos meses, aproximadamente, un remolque se le volcó encima, lo cual le provocó fracturas severas en el craneo, el niño de 13 años había permanecido este tiempo hospitalizado, mientras que los médicos perdían las esperanza de una mejora.

    Fue entonces cuando sus padres habían tomado la decisión de salvar la vida de 5 niños, al donar los órganos de su hijo, no contaban con que el día de la cirugía Trenton comenzó a mostrar signos de actividad cerebral.

    El pequeño ahora se encuentra en rehabilitación mostrando mejoras paulatinas y se someterá a un proceso para conectar la pieza restante de su craneo.

    Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.