El miércoles por la noche Verónica Flores, originaria de Monterrey, caminaba por las calles de su colonia cuando fue sometida por dos hombres que la obligaron a subir a un automóvil.

“Me reclamaban el pago de la tanda, me agarraron del pelo, me taparon la boca y me agacharon, yo sentí, no sé, si era una almohada o una cobija la que me pusieron en la cabeza, yo pensé que ya no iba a volver a ver a mis hijos”, relató la afectada.

Durante el secuestro, presuntamente organizado por la vecina de Flores, Alma Rosa, retuvieron por 12 horas a la afectada, quien no recibió agua, ni alimentos.

Recuperando su libertad el jueves al medio día, en el trayecto a casa fue contactada por dos oficiales de policía quienes le proporcionaron auxilio y levantaron la denuncia.

La responsable del secuestro, Alma Rosa, no ha sido localizada.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.