El Rey de toda niña, sin duda alguna, es su padre, pues siempre llega a rescatarla, tal es el caso de Marc Daniels.

Resulta que una pequeña estaba en su  recital de ballet cuando el pánico se apoderó de ella, por lo que comenzó a llorar y se quedó inmóvil.

Afortunadamente su padre estaba ahí y no dudo en subir, con otra de sus hijas en brazos, al escenario para seguir la coreografía.

Ante esto el público se emocionó por la tierna escena.

Con gritos y aplausos todos los presentes celebraron a este rey y a su princesa, quien al sentirse acompañada olvidó el miedo.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.