Esta mañana en el Topsail High School, en Hampstead, Carolina del Norte, se registró una serie de estallidos similares a los que emiten los tiros con armas de fuego.

Maestros y alumnos entraron en pánico. Tom Collins, director de manejo de emergencias de Pender, señaló que el ruido de los calentadores de la caldera se tomaron como disparos. Sin embargo, la versión sobre los tiroteos provocó la respuesta de la policía local, el cierre de la zona, las escuelas y la cobertura mediática.

Las autoridades recomendaron a la población no acercarse a la zona, “en este momento, todos los campus en el lado este del condado están bloqueados”, anunciaron en medios locales.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.