El robot humanoide Pepper, lanzado en Japón hace un año, ha hecho su aparición en el sector salud donde se sumará al personal de dos hospitales de Bélgica; La Citadelle de Lieja y el Centro Hospitalario de Ostende.

Su misión, será desempeñar el papel de recepcionista además de acompañar a los visitantes y pacientes hasta la entrada de los diferentes servicios

Pepper es un androide social con forma humana pensado en realizar trabajos donde exista interacción con seres humanos. Tiene una estatura de 1,40 m, una pantalla integrada en el pecho y cuenta con la capacidad de entender la voz humana en 20 idiomas. Además, sabe diferenciar si su interlocutor es un hombre, una mujer o un niño. 

El androide es creación del gigante japonés de telecomunicaciones Softbank y la compañía francesa de robótica Aldebaran, está siendo comercializado como asistente con un precio de mil 850 dólares en su forma básica, pero la versión del nosocomio cuesta 34 mil dólares.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.