Evelyn Moore es una pequeña que, cuando tenía tan sólo cuatro meses de nacida, fue diagnosticada con cáncer y con un tumor en la columna vertebral. Desgraciadamente el tumor no pudo ser extraído con una cirugía ya que, de acuerdo con los médicos, esto podría paralizarla por el resto de su vida.

Después de realizar 8 sesiones quimioterapia, la madre de Evelyn mandó construir una silla de ruedas para que su hija pudiera desplazarse ya que, a pesar de que el cáncer cedió, los médicos informaron que Evelyn quedaría paralizada de forma permanente de la parte inferior de su cuerpo.

Hoy, a los catorce meses de edad, la pequeña maneja la silla a la perfección, sorprendiendo a sus pediatras y a miles de usuarios en redes sociales debido a que se mueve las ruedas con sus manos y se desplaza con facilidad de una forma independiente.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.