El gobierno federal anunció, el año pasado, que México pasaría a un esquema de precios libres en la gasolina. ¿De qué se trata?

Los precios de los combustibles: gasolina Magna, Premium o diesel, no van a estar determinadas por la Secretaría de Hacienda, el precio será el del mercado bajo la ley de la oferta y la demanda.

Este nuevo esquema de precios libres tendrá cuatro fases. Las tres primeras ya sucedieron entre enero y noviembre de este año.

La cuarta y última etapa inicia este 30 de noviembre, cuando todo el territorio mexicano opere bajo el esquema de precio libre. El precio de la gasolina mexicana se moverá constantemente.

El 90% del precio se regirá por oferta y demanda, el restante 10% se va a dejar como margen de ajuste de parte del gobierno.

No te alarmes, las variaciones serán menores. A lo largo del día podrás encontrar un precio a las 7 de la mañana, uno distinto a las 12 horas y otro por la noche. Además podrá ser diferente entre las estaciones de carga.

El precio de la gasolina va a fluctuar conforme se muevan las cotizaciones de bienes que están ligados al combustible, como el petróleo.

A partir de este jueves se dejarán de publicar los precios máximos. El proceso de liberalización de las gasolinas no implica que se deje de aplicar el estímulo a los combustibles para reducir sus precios.

“Se continuará amortiguando las variaciones abruptas en los precios de las referencias y el tipo de cambio, mediante el esquema de estímulos semanales al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) bajo la misma mecánica con la que ha operado durante 2017”, indicó la SHCP.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.