En un partido que todos califican como épico, español y el tenista austriaco firmaron un partido para la historia, en el que el Nadal se llevó el triunfo en el ‘tie-break’ del quinto set tras casi cinco horas.

Fue el partido más largo de Nadal en Nueva York y uno de los más maratonianos de su carrera. En la Era Open, nadie había ganado un partido de cuartos de final, semifinales o final del US Open tras haber perdido el primer set 0-6.

Las caras largas se fueron extendiendo en el palco de Nadal a medida que Thiem remontaba puntos y se llevaba el desempate, con lo que el encuentro se resolvería en un quinto set final, en el que no se empequeñeció y forzó un segundo tie-break. Nadal finalmente triunfó sobre el austriaco y concluyó al filo de las dos de la madrugada el partido más largo de todo el torneo, por delante de otro protagonizado por él, de 4 horas y 23 minutos, ante el ruso Karen Khachanov.

Nadal se medirá en las semifinales con el argentino Juan Martín Del Potro.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.