En el municipio de Chenalhó, Chiapas, tres indígenas murieron y cuatro más resultaron con complicaciones de salud, después de ingerir refresco y galletas contaminados de insecticida., esto cuando trabajaban en la Milpa.

Las víctimas mortales son un hombre de 60 años de edad y dos menores; quienes resultaron con problemas de salud fueron 4 niños de 12, 11, 8 y 4 años, cabe mencionar que ya fueron dados de alta.

 

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.