¿Estás planeando meter a un pariente de la tercera edad a una casa de retiro? Pues, nos sorprendería saber que esto puede ser sumamente peligroso para nosotros.

El 2 de julio en Arizona, Estados Unidos aconteció un hecho digno de una película de terror. Resulta que en casa de una familia, vivía un hombre de 72 años con su novia de 57, quienes compartían su casa con la madre del hombre de 92 años.

Anna Mae Blessing es el nombre de la madre quien cometió un crimen brutal que nos dejará sorprendidos. Resulta que la mujer se enteró que su hijo tenía planes de meterla a una casa de retiro debido a que la convivencia entre los integrantes de la casa  se había puesto muy tensa y los roces con Anna Mae iban en aumento.

De tal manera, que la anciana al enterarse de los planes de su hijo, los confrontó y en plena discusión de su bata sacó un revólver que ella compró en 1970 disparándole a su propio hijo. ¡Qué tragedia!

Pero esto no acaba aquí, posteriormente quiso matar a la novia de su hijo a quien le quitó la vida con dos balazos según reportes de la policía quien recibió uno en el cuello y otro en la mandíbula. Sin embargo, la pareja del asesinado corrió con suerte y desarmó doblemente a su suegra quien primero la atacó con arma setentera pero los reflejos de su nuera lograron desarmarla pero al momento sacó una segunda arma de su bata pero que también la novia pudo quitársela para posteriormente llamar a la policía.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.