Después de que Daniela Castro fuera declarada libre de cargos en San Antonio, Texas, por robar una tienda. La actriz dio una conferencia de prensa, en la que rompió en llanto al hablar de su inocencia.

El pasado 29 de septiembre, Castro fue detenida por “robar”  en la tienda departamental Saks Fifth Avenue, en Estados Unidos. Sin embargo, frente a los medios de comunicación, se declaró inocente y confesó que “vivió la experiencia más difícil de su vida”.

“He sido juzgada, crucificada, señalada, derrotada, humillada por algunos medios, por otros no. A todos los que me crucificaron y a todos los que me dieron un voto de confianza, a ambos les agradezco”, dijo entre lágrimas, “Yo soy inocente”, agregó.

“Para mí los tiempos de Dios son perfectos y yo soy inocente, se cometió una injusticia, soy madre de familia, tengo 32 años de mi vida trabajando, tengo una carrera les consta que es impecable”, dijo en la rueda de prensa en el Hotel Marquis de la Ciudad de México.

La actriz de “Lo que la vida me robó” aseguró que lo peor de todo fue el daño emocional que sufrió ella y su familia, ya que tiene tres hijos: Daniela, Alexa y Gustavo

“Ellos han sido mi motor todo este tiempo”, afirmó.

Aunque nunca estuvo en una celda, Daniela tuvo que permanecer en un separo.

“Estuve secuestrada durante dos horas, torturándome, minimizándome, señalándome, juzgándome”, explicó. “Tuve la oportunidad de ver, experimentar y sentir el dolor de muchas gentes, la desesperación, niñas de 14 años metidas por drogadicción, prostitución por una serie de cosas, pero jamás fui agredida, al contrario, me dieron buen trato”.

La actriz levantará una denuncia en contra de la tienda departamental y el empleado Dennis Joseph Belmonte por daño moral. La suma por daños y prejuicios será de más de 1 millón de dólares.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.