Un Juez en California, Estados Unidos, determinó que la compañía de cafés Starbucks y otras 90 compañías similares deberán advertir a los clientes los riesgos de padecer cáncer al consumir café.

Al igual que las cajetillas de cigarrillos, ahora las bebidas de estas empresas deben de advertir sobre los efectos nocivos de la acrilamida, sustancia que se produce en el café durante su tostado.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.