(Notimex).- El parkour es el nuevo deporte que ha cautivado a la juventud mexicana, que ha tomado las calles, los parques y explanadas de la Ciudad de México como lugares de entrenamiento, gracias a su naturaleza de libre movimiento y adaptación al entorno.

El parkour, también conocido como el arte del desplazamiento, es una disciplina física centrada en la capacidad del individuo para moverse de un punto a otro de la manera más eficaz, adaptándose al entorno y todo lo que esto conlleva con solo la ayuda de su cuerpo.

Aunque es un deporte no competitivo, cuenta con rama femenil y varonil. A las mujeres que lo practican se les conoce como traceuses, mientras que los hombres reciben el nombre de traceurs, denominaciones que nacen de la palabra francesa para “trazo”, que es el nombre que reciben los movimientos realizados en el parkour.

En entrevista para Notimex, el traceurs Mauricio López, mejor conocido en el mundo del parkour como “Mauwow”, relató su experiencia y cómo es que se enroló con esta actividad, así como la mejor manera de practicarla y los símbolos mundiales de este deporte.

“Me enrolé en el parkour hace 11 años, lo conocí por una amiga que me contó sobre este deporte, después de ver algunos videos en internet de gente practicando parkour, además salió en la película del 007 ‘Casino Royale’ y decidí intentarlo”, señaló.

“Nos gusta venir aquí porque hay gran variedad de cosas para hacer en el ámbito del parkour, pareciera haber sido construido para practicarlo, vale la pena”, agregó “Mauwow”, quien es el líder del colectivo Hombre-Mono, quienes se especializan en la práctica de esta disciplina.

El parque donde se reúnen se encuentra ubicado en la Glorieta de Chilpancingo, en la Avenida de los Insurgentes, colonia Roma, cerca de la estación Chilpancingo de la línea del Metrobús, en la Ciudad de México.

El parkour es una opción divertida para ejercitarse, luego de probar en las disciplinas más populares del país, los trazos y los saltos para desplazarse de un lugar a otro son de gran utilidad para la vida diaria, más en una ciudad tan cosmopolita como la capital, ya que es un deporte desarrollado en grandes urbes.

“Me gustan los trazos de los traceurs rusos, tienen un repertorio de piruetas envidiables, quizás mi nivel no es tan bueno, pero tengo el gusto por el parkour y creo que eso importa más”, comentó López agotado luego de una espectacular práctica.

A cada movimiento de parkour se le llama trazo o desplace, los más comunes son el salto de gato, kong, speed y la rodada al frente y en reversa, cualquier persona los puede practicar, la única diferencia es el nivel que pueden alcanzar dependiendo de las condiciones que tengan para este deporte.

Este relativamente nuevo deporte proviene de Francia, donde se empezó a practicar como tal a finales de los años 80 por David Belle, hijo del exmilitar francés Raymond Belle, a quien se le conoce como el precursor de esta disciplina.

Raymond Belle, de origen vietnamita, era quien instruía al ejército francés con movimientos que los harían salir de aprietos con eficacia y facilidad dentro de entornos urbanos o azoteas, técnica que con el tiempo el y su hijo perfeccionaron en las calles de París, para a la postre convertirse en un deporte mundial.

El equipo necesario para la práctica adecuada del parkour consiste en tenis para correr, coderas, pantalón y playera preferentemente elásticas y mucha actitud para escalar, correr y saltar por los alrededores.

Aunque los videos que existen en la red muestran acrobacias arriesgadas sobre tejados y cornisas, no es necesariamente un deporte extremo, ya que una de las máximas reglas para los traceurs es estar seguro de poder realizar el trazo o el desplazamiento que se proponga.

Entre los valores que amalgama el parkour está el espíritu de superación, el trabajo en equipo, la solidaridad, la humildad, así como el respeto y el coraje para superarse trazo a trazo, lamentablemente la organización para impulsar una federación mexicana de este deporte no ha sido buena y se ha quedado en intento.

“Desafortunadamente aún no hay una federación mexicana de Parkour, por lo mismo no es tan competitivo, la competencia más importante es organizada por una marca de bebidas energéticas a la que calificas enviando videos o haciendo una prueba en vivo en el lugar de la competencia, desafortunadamente yo no he podido participar en ella”, comentó el deportista.

“Invito a la gente a participar en esta disciplina, que es muy bonita y sobre todo muy completa; hay muchos puntos en la ciudad para practicarla e incluso gimnasios que se especializan en ello, lo importante es moverse”, finalizó Mauricio López, quien llevó a cabo algunos de sus mejores saltos, junto al resto del colectivo Hombre-Mono.

Otros puntos de la ciudad donde se puede apreciar actividad de traceurses son el jardín Ramón López Velarde, en el sur de la Ciudad de México, así como en el parque de Pilares, en la colonia Del Valle.

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.