Toda madre quiere ver a su hijo graduarse, pero desafortunadamente muchas veces, por razones que están fuera de nuestras manos, las cosas no son como queremos.

Este era el temor de Stephania, una mujer que padece del Síndrome de Lynch, y quería ver a su hijo graduarse, sin embargo, no sabía si podría hacerlo debido a su enfermedad.

 

Pero como las buenas acciones aún existen en este mundo, su más grande sueño se cumplió cuando la ceremonia de la Halls High School se realizó en el hospital en el que se encuentra internada, todo con ayuda del personal de la clínica, así como de la escuela y su familia.

Sueños hechos realidad

Stephanie Northcott, estaba hospitalizada y temía perderse la graduación de su hijo. Así que la escuela y el hospital llevaron la graduación hasta ella.

Posted by Survivor Cáncer Team on Saturday, May 12, 2018

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.