La madre de Kailyn, una pequeña de 5 años originaria de Mississippi, se llevó un gran susto cuando su hija quedó imposibilitada para hablar y caminar, aparentemente sin razón.

Sin embargo, Jessica Griffin, madre de la pequeña, revisó a su hija y descubrió que tenía incrustada una garrapata en el cuero cabelludo, además en la zona encontró sangre e hinchazón.

En ese momento, retiró al insecto, lo colocó en una bolsa de plástico y llevó a la pequeña a un hospital, donde los doctores determinaron que padecía de “parálisis por garrapatas”, lo que es un padecimiento poco común.

¿DE QUÉ SE TRATA?

De acuerdo con la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, esto se produce cuando una garrapata hembra a punto de poner huevos se alimenta de sangre, por lo que la zona se hincha y el insecto libera una neurotoxina.

LOS SÍNTOMAS

La parálisis que provoca este padecimiento inicia en las piernas y se extiende a las extremidades superiores, de igual manera provoca fatiga.

Cabe mencionar que estos malestares se presentan entre cinco y siete días después de que el insecto empieza a alimentarse.

Si esto no es tratado a tiempo, la parálisis se extiende a cara y lengua, y de no atenderse puede causar dificultades para respirar.

¿QUÉ PASÓ CON LA NIÑA?

Después de recibir tratamiento, Kailyn se recuperó y de acuerdo a una publicación de Jessica, “todo volvió a la normalidad”, y pidió a todos los padres que “revisen a sus niños por garrapatas: es más común en chicos que en adultos”.

 

 

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.