El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, aseguró que un centro de educación superior no debería abrir si no tiene todos los recursos disponibles; es el caso de las escuelas de Morena.

Estas seudo universidades no ofrecen ninguna garantía a los estudiantes, no tienen validado de manera oficial sus programas académicos ante la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que no deberían operar, opinó Graue Wiechers.

“Yo creo que una Universidad no debe abrir si no tiene todos los recursos disponibles para educar en las mejores condiciones”, señaló el rector en una breve entrevista con reporteros, esto en el marco de la inauguración de la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.

El acuerdo 273 de la SEP de 1998, que establece las bases generales de autorización o reconocimiento de validez oficial de estudios, reconoce la importancia de las instituciones privadas (que no reciben recursos o financiamiento por parte de ningún gobierno federal o estatal) para enfrentar desafíos como el rezago o ampliar la cobertura educativa, además de practicar opciones “pedagógicas diversas” que influyan en la educación.

Este acuerdo y el 279 señalan que los RVOE son necesarios para garantizar que las instituciones cumplen con requisitos mínimos de operatividad y que los planes de estudio, así como plantilla docente, están acreditados y cumplen los requisitos mínimos de calidad que especifica la SEP.

Fines electorales

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó un punto de acuerdo para que autoridades capitalinas investiguen las cinco universidades de Morena, argumentando un posible fraude y fines electorales con recursos públicos.

Diputados del PRD y PAN votaron a favor del punto de acuerdo promovido por el perredista Mauricio Toledo, quien exhortó a las contralorías generales capitalina y de la ALDF, y a la Unidad Técnica Especializada de Fiscalización del Instituto nacional Electoral (INE), así como a la SEP para que en el ámbito de sus competencias investiguen la puesta en marcha de las escuelas que aún no cuentan con validez oficial en la Ciudad de México.

A sugerencia del coordinador del Nueva Alianza, Juan Gabriel Corchado, se incluyó a la Procuraduría General de Justicia (PGJDF) para que indague el hecho.

Toledo argumentó que se trata de evitar un uso electoral y posible fraude en contra de miles de jóvenes que podrían ser engañados, pues a más de un mes del supuesto inicio de clases, aún no hay inmuebles habilitados, las sedes no corresponden a las anunciadas, los datos en su sitio web son imprecisos y la mayoría de la información no aparece.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.