Pedro Favela Salgado enloqueció cuando su hija lloraba sin parar y le impedía ver el encuentro que los azulcremas contra el Veracruz el pasado 3 de mayo.

El infanticidio sucedió en El Paso, Texas. El mismo Favela Salgado, de 26 años, declaró que en su desesperación golpeó y asfixió a su hija hasta dejarla sin vida.

Los detectives de la Unidad de Crímenes Contra Personas (CAP) lo arrestaron. Favela Salgado se hacía cargo del cuidado de su hija y de su hijastro de 1 año y 9 meses, mientras su esposa, de nombre Michelle, salía a trabajar.

Facebook Comments
¡Espera!
Hay más contenido interesante

¿Olvidaste añadirnos?

Disfruta del contenido de
La Primera Plana
en tu red social favorita.